jueves, 30 de octubre de 2014

Ziggy Stardust y los alienígenas del rock





Al crear el personaje de Ziggy Stardust, David Bowie abrió las puertas para que los alienígenas formaran parte de la música pop. No es que a raíz de ello se produjera una invasión del espacio exterior, pero otros músicos tomaron buena nota del invento de Bowie y usaron éste como modelo.



Ziggy Stardust. El hombre del espacio que llega a la tierra para convertirse en estrella de rock y termina sucumbiendo en su empeño. Regla de oro para cualquier criatura extraterrestre que quiera ser una estrella del rock: hay que ser ambiguo.



Zolar X. Considerado como el primer grupo de glam rock de Los Ángeles, este cuarteto se trabajó a fondo su aspecto extraterrestre, aunque la ambigüedad, sobre todo si hablamos de 1972, es intrínseca al maquillaje que puede llegar a usar un hombre, y Zolar X lo usaban a conciencia. La formación clásica del grupo editó un álbum, Timeless. Después de varios cambios de formación se separaron en 1981. Jello Biafra rescató el álbum en 2004 reeditándolo en Alternative Tentacles. A raíz de eso el grupo revivió.




Jobriath. Así como Zolar X se formaron de una manera espontánea, Jobriath surgió como una clara respuesta americana al éxito de Ziggy Stardust. Jobriath, que al contrario que Bowie, sí era homosexual, explotó a fondo esa baza. Pero fue en su segundo álbum, Creatures From the Street (1974), cuando empezó a explotar también las posibilidades de presentarse como un ser de otro planeta. No le sirvió de mucho. El público norteamericano no estaba para marcianos.





Gary Numan. Al frente de Tubeway Army, Numan comenzó a cultiva una imagen ambigua claramente inspirada en el Bowie glam. Singles de éxito como “Down In The Park” y “Are “Friends” Electric?” fomentaron su condición de alienígena ambiguo convertido en ídolo de adolescentes. Sin embargo, cuando Bowie coincidió con él en un plató de televisión en 1979, le hizo saber lo poco que le gustaba que se hubiese apropiado de sus ideas.




Klaus Nomi. En sus primeras actuaciones en clubes neoyorquinos, Nomi se presentaba como sifuese una criatura llegada de las estrellas. Su mirada hierática y sus gestos mecánicos acentuaban el dramatismo de un artista que, además, mezclaba el entonces incipiente pop electrónico con la ópera. En 1979 su imagen derivó hacia el futurismo, quedando inmortalizada en la foto de su primer álbum.

Klaus Nomi. Foto: Edo Bertoglio



Marilyn Manson. Siguiendo las enseñanzas de Bowie, Manson congeló su etapa como ogro y en 1996 se transformó en un ser de otro planeta llamado Omega que tenía un estilista que debía ser primo hermano del de Ziggy. En la portada de Mechanical Animals aparecía desnudo, un ser asexuado pero con pecho. Uno de sus momentos clave.




No hay comentarios:

Publicar un comentario