martes, 27 de mayo de 2014

Akron, meca del underground de finales de los 70





La ciudad de Akron cobró visibilidad para los aficionados al rock el día que Devo irrumpieron en escena. Se convirtieron en los embajadores pop de una ciudad industrial conocida por ser la meca de los neumáticos. Su cercanía con Cleveland, también parte de Ohio, fomentó el intercambio entre los grupos underground de ambas ciudades. Eels, Mirrors, Peter Laughner y, sobre todo, Pere Ubu se convirtieron en la gran aportación de Cleveland al periodo prepunk (el pospunk le debe músicos que emigraron a Nueva York como Robert Quine y Adele Bertei). Devo hicieron lo propio con Akron y, como ocurrió con tantas urbes (Manchester, Berlín, Boston, San Francisco…) en la era del punk, los sellos independientes propiciaron que muchos nuevos grupos se dieran a conocer y que se hablara de pequeñas escenas locales.




A muchos les sorprendía descubrir que Chrissie Hynde, la líder de un grupo tan British como Pretenders había nacido en Akron. Lo que no se difundió tanto es que su hermano Terry era un miembro activo de esa escena local, asociado sobre todo a 15-60-75 conocidos también como The Numbers Band. Por la formación de dicho grupo pasaron en sus primeros días Gerry Casale y Chris Butler, otra mente privilegiada del prepunk de Akron. Butler formó Tin Huey en 1973, un grupo que tenía más que ver con el jazz rock de Soft Machine y  Zappa que con los brotes de rock previos al punk.




Posteriormente, Butler creó The Waitresses, un grupo más convencional, que grabó para Ze Records e incluso llegó a tener éxito comercial. En Tin Huey también estuvieron Ralph Carney (tío de Pat Carney, de Black Keys, conocido por tocar el saxo con Tom Waits) y Harvey Gold, teclista que grabó un single en solitario en 1977 con I Keep A Close Watch, lo cual le convierte en el primer músico que versionó en estudio esa canción de John Cale.




El single de Gold fue publicado por Clone Records, el sello independiente que dio visibilidad a muchos de los grupos emergentes de Akron. El sello estaba regentado por Nick Nicholis, que también estaba al frente de Bizarros, que junto con Rubber City Rebels (de quienes Munster Records publicó un disco de estudio de 2002)  conformaban la facción rock del underground local. Parte de esa escena, unida a otros artistas de corte más pop como Rachel Sweet y Jane Aire & the Belvederes, fue retratada en el recopilatorio The Akron Compilation, publicado en 1978 por Stiff Records en Inglaterra, intentando capitalizar la atención por la que entonces, y gracias a Devo, fue considerada una de las ciudades más modernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario